800 caballos para disfrutar en Gran Turismo

Seis meses ha tardado un equipo de desarrollo de Aston Martin en crear el DP-100, creado en exclusiva para el videojuego de simulación Gran Turismo de PlayStation.

Compártelo


Aston Martin - taller mecanico

Es verdad. Levantan pasiones allá por dónde van, pero a veces cuesta identificarlos. Hablamos de los coupés de Aston Martin. De hecho es algo que se critica desde diversos sectores de la prensa del motor y de una pequeña parte de los seguidores. Y es que ¿sabrías distinguir a simple vista a un Vanquish de un DB9? Los que más diferencias estéticas presentan y más fácilmente clasificables son el cuatro puertas ‘familiar’ Rapide (al estilo del Panamera) o el One 77, una auténtica obra de arte de la que sólo se han fabricado 77 unidades. Aunque la ruptura en las líneas sea radical, la característica y tradicional parrilla se mantiene.

 

Por todo esto el DP-100 tiene un valor mucho más importante que el de ser un automóvil creado para ser conducir en la vida digital. Se trata de un concept que adelanta las líneas de los Aston venideros, aunque no serán tan drásticos ya que este DP-100 se trata de un coche casi de carreras.

 

Para desarrollarlo, los equipos de diseño e ingeniería encabezados por Marek Reichman han trabajado durante seis meses para crear semejante supercar. Durante todo ese tiempo, ambos departamentos han empleado técnicas de modelado y de desarrollo similares a las que se emplean cuando se enfrentan al proyecto de crear un Aston Martin de calle; así se ha pasado por las fases de bocetos a mano que luego pasaron a un modelo digital en 3D).

 

De la parte mecánica apenas se han facilitado datos del tipo de velocidad máxima, consumo o aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora, como tampoco el tipo de suspensiones, cómo trabajan los aditamentos aerodinámicos o las formas del habitáculo, aunque sí conocemos los principales: emplea un motor gasolina V12 de 800 caballos, con inyección directa y dos turbos.

Compártelo



Escribir comentario

Comentarios: 0