Mercado de autopartes alcanzará valor récord

Las ventas en el mercado mexicano de partes automotrices rebasarán por primera vez los 100,000 millones de dólares en el presente año y 35.3% corresponderán a importaciones, estimó la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Compártelo


servicio automotriz - taller mecánico

Este mercado local es impulsado tanto por las ventas de autos nuevos, que sumaron 1 millón 063,000 unidades en el 2013, como por las importaciones de automóviles usados, que ascendieron en ese mismo año a cerca de 650,000 unidades, muchas en malas condiciones físico-mecánicas y, en consecuencia, necesitadas de autopartes.

 

La producción se destina también a ventas foráneas directas a otros países, a la proveeduría de las armadoras establecidas en México que arman vehículos de exportación y al mercado local de repuestos.

 

“México ha logrado convertirse en una base de producción e importaciones de autopartes para las armadoras”, destacó Shuichiro Megata, embajador de Japón en México.

 

El tamaño del mercado de autopartes será de 102,000 millones de dólares en el presente año, un crecimiento interanual de 5.4%, según proyecciones de la INA.

 

Los cálculos desglosados de la INA consideran que la producción de partes automotrices en México sumaría 81,400 millones de dólares, las exportaciones serían por 56,600 millones de dólares y las importaciones totalizarían 36,000 millones de dólares en 2014.

 

El Departamento de Comercio de Estados Unidos expuso que la industria automotriz mexicana ha mostrado un crecimiento significativo en los últimos dos años, y que la tendencia del mercado doméstico tiende a enfocarse en vehículos más pequeños.

 

Según ProMéxico, 10 de cada 100 automóviles ligeros vendidos en Estados Unidos son fabricados en México, y 89 de las 100 principales empresas de autopartes a nivel mundial cuentan con presencia productiva en México.

 

ProMéxico calculó que se importa 71% de la demanda total de procesos en la industria automotriz en México, por lo que existen grandes oportunidades de inversión, sobre todo en estampado, fundición, forja y maquinado.

 

Algunas empresas han aprovechado la coyuntura. Por ejemplo, Nemak, la filial de autopartes del Grupo Alfa, invertirá 100 millones de dólares para la construcción en México de una nueva planta de componentes automotrices de aluminio. A su vez, Grupo Industrial Saltillo (GIS) desembolsará 110 millones de dólares, junto con TRW Automotive Holdings, para instalar en México una planta de fundición de hierro nodular.

 

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), resaltó que una limitante del mercado local es el bajo nivel de préstamos, lo cual pudiera cambiar en cierto grado con la reforma financiera, al permitir una recuperación expedita de créditos morosos, dado que ahora se llega a tardar hasta tres años en la recuperación de unidades.

 

Fuente: El Economista

Compártelo



Escribir comentario

Comentarios: 0